on mules slip Rochas Rochas mules gxIYpqn on mules slip Rochas Rochas mules gxIYpqn on mules slip Rochas Rochas mules gxIYpqn on mules slip Rochas Rochas mules gxIYpqn on mules slip Rochas Rochas mules gxIYpqn
Nueva TemporadaRochas mules slip-on Mules slip-on en cuero de color rosa de Rochas con estilo slip-on, puntera abierta, tacón alto y grueso, plantilla con logo y logo en tono plateado. ID del Diseñador: RO31050A08023 Color: 320 POUDRE/ARGENT Hecho en Italia Composición Exterior: Piel de Becerro 100% Suela: Cuero 100% Forro: Cuero 100% Comparte esto Historia de la marca Animado por Jean Cocteau, Marcel Rochas abrió su primera casa de modas en 1931 bajo el nombre Rochas. Hoy, Marcel es recordado como un diseñador influyente con reputación internacional, quien anticipó muchas de las más prominentes tendencias de la moda en el siglo XX. Rochas ha logrado recientemente el reconocimiento por sus diseños, desde que eligió a Oliver Theyskens como su director creativo en 2002. Con una nueva inyección artística, Rochas continua recibiendo elogios de los críticos de moda y atrayendo fieles seguidores, mientras sigue siendo leal al lema de Marcel Rochas: "Juventud, simplicidad y personalidad". Ver todo Rochas

La irrupción de la tecnología en el arte contemporáneo trajo consigo un cambio sustancial en la concepción de la obra de arte y en las disciplinas que lo conformaban. Así, la consideración de la fotografía, por ejemplo, como disciplina artística no sólo provocó que se destruyera el aura que rodeaba a la obra de arte como objeto único e irrepetible, sino que además se comenzara a considerar cualquier elemento cotidiano como materia artística. El dadaísta Marcel Duchamp en la segunda década del XX lo llevó hasta el extremo de presentar en sus urinarios o botelleros sobre taburetes como esculturas. Pero también hubo artistas que más halla de las disciplinas artísticas habituales apostaron por considerar como materia artística otros aspectos diferentes de la cotidianeidad como el sonido. Futurismo y Dadaísmo fueron las primeras vanguardias que propusieron esta opción que, a partir de la década de los cincuenta, se ha desarrollado hasta nuestros días con la denominación de arte sonoro.

Sin embargo, la sonoridad no sólo ha influido a los artistas sonoros sino también a otros muchos que aunque han trabajado en disciplinas lejanas se han dejado influir por sus elementos característicos. La cuestión no sólo es utilizar la sonoridad -o la música- como compañía en el proceso de creación de obras de arte, sino incluirla en la propia creación. Entre éstos, Eduardo Chillida es un casos interesante, ya que aunque sus trabajos no incluyen elementos sonoros, tanto los diferentes sonidos como la música fueron para el escultor fuente de inspiración temática y formal, desarrollando un tipo de trabajos que intentan albergar elementos sonoros.

Durante este año, a través de un ciclo de tres exposiciones el Museo Chillida-Leku se acercará a la relación que se estableció entre el sonido y la música y el trabajo escultórico de Chillida. En la primera, se presentan 40 trabajos entre esculturas, dibujos y fotografías de obras realizadas por el donostiarra entre 1951 y 1964. Dividida en tres bloques siguiendo la visión platónica del universo según la cual existía un universo musical dividido en tres partes -la música del universo, la música del hombre y la música de los instrumentos-, la exposición nos ofrece un buen conjunto de piezas que aunque no incluyen directamente un elemento tan atractivo y poco explorado como la sonoridad en el arte, por lo menos la tiene en cuenta y produce unas obras atractivas y sugerentes.

MuseO Chillida-Leku. I Hernani. De lunes a sábado de 10.30 a 19.00. Domingos de 10.30 a 15.00. Martes cerrado. Hasta el 1 de junio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.